Teléfono: 973232462 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Consejos para esquiar

Consejos para esquiar
Me apunto a esquiar

En la temporada invernal, los aficionados a los deportes de nieve estamos deseosos de acercarnos a la montaña. Te enseñamos unos consejos para mejorar tu ski

 

Equiparse a conciencia
Antes de lanzarte a las pistas de esquí, es muy importante que vayas bien equipado y que sepas utilizar el equipo. Aparte de los esquís, botas y bastones, también necesitarás ropa abrigado, protectores oculares y un casco diseñado específicamente para el esquí o el snowboard (esquí sobre tabla).

 

He aquí una lista del equipo que deberías llevar cada vez que vayas a esquiar:

Un buen seguro de Esqui te ebitará pagar rescates en pistas y perdidas de forfait 

Esquís — Por norma general, cuanto más largos son los esquís, más rápido van y más cuesta controlarlos. Asegúrate de comprar o alquilar esquís que sean apropiados para tu nivel de esquí y deja que te los ajuste y gradúe un profesional experimentado en una tienda o taller de esquí.
Fijaciones — Debería graduarlas un profesional experimentado de una tienda o taller de esquí. Es muy importante que las fijaciones se suelten en caso de caída para evitar posibles lesiones en las piernas, pero las fijaciones que se sueltan con excesiva facilidad pueden provocar caídas por sí mismas.
Botas — Como punto de contacto con los esquís, las botas son una parte vital del equipo. Asegúrate de adquirir unas botas que sean de tu talle para mantener los pies cómodos y calientes y tener un buen control sobre los esquís. Las botas siempre deben abrocharse y ajustarse bien para que proporcionen a pies y tobillos la sujeción necesaria.
Bastones — Estos siempre deberían ser de la longitud adecuada y disponer de una correa que se coloca alrededor de la muñeca. Para comprobar si tus bastones tienen la longitud adecuada, pon uno al revés y cógelo por la punta, con la mano apoyada en la arandela. Tu codo deberá estar en ángulo recto, con la empuñadura del bastón en contacto con el suelo.
Casco — Como ocurre en muchos deportes, el casco es la principal parte del equipo en lo que se refiere a la prevención de lesiones que podrían poner en peligro tu vida. Deberías llevar uno siempre que vayas a esquiar. Adquiere un casco que sea de tu talle y asegúrate de que llevas abrochada la correa del mentón para que el casco no se te mueva. Asimismo, asegúrate de adquirir un casco específico para el esquí (no sirven los cascos de fútbol americano o los de ciclista) que dispone de más espacio para las gafas de esquí y para la ventilación en los días más cálidos.
Gafas de sol y de ventisca — Los rayos del sol son considerablemente más fuertes en las zonas de mayor altitud que a nivel del mar y, al rebotar contra la superficie blanca de la nieve, pueden suponer una grave amenaza para la vista. Las gafas de sol son la mejor forma de proteger los ojos de los rayos solares, pero también deberías llevar encima unas gafas de ventisca de tu talle por si hiciera frío y se pusiera a nevar. Este tipo de gafas también protegen mejor los ojos de ramas y otros obstáculos.
Guantes o manoplas — Los guantes de esquí te deben permitir mover libremente los dedos para que puedas coger bien los bastones, pero la principal función de los guantes es mantener los dedos bien calientes. Teniendo esto en cuenta, muchos guantes disponen de bolsillos para calentadores de manos. No obstante, si te siguen enfriando mucho las manos, es una buena idea que lleves manoplas que, por lo general, son más calientes que los guantes.

 

Abrígate Como Dios manda
Como te podrá contar cualquiera que haya esquiado en un día frío, no es nada divertido no llevar suficiente ropa de abrigo encima. Asimismo, en los días cálidos llevar demasiada ropa de abrigo puede hacerte sudar, lo que te hará coger frío cuando el sol se oculte tras las nubes o las montañas. La mejor forma de abordar esta situación es vestirte con múltiples capas que te podrás quitar y/o poner en función la temperatura.

He aquí un resumen del tipo de ropa que deberías llevar al esquiar para evitar la hipotermia y las congelaciones:

Ropa interior térmica — Como con toda la ropa de esquí, la ropa interior larga debería ser de lana o de un tejido sintético, como el polipropileno, nunca de algodón, que permanece húmedo y se enfría al humedecerse. Los calzoncillos largos, leotardos y bodys deben ajustarse bien a la piel para formar una capa cálida que será la base sobre la que será fácil acoplar las demás capas.
Calcetines térmicos — En lo que respecta a los calcetines, el grosor no es necesariamente lo mejor. Un calcetín demasiado grueso hará que las botas te aprieten más y experimentarás incomodidad y frío en los pies. Elige calcetines del grosor adecuado para tus botas y súbetelos hasta debajo de la rodilla.
Capas intermedias — Los jerseys de lana o los forros polares fabricados con tejido sintéticos son los mejores. Intenta llevar unos que no sean demasiado gruesos para que te quepan bien debajo del anorak.
Pantalones de esquí — Deberían ser del talle adecuado y permitirte mover las piernas libremente. Asegúrate de llevar unos completamente impermeables.
Anorak — Los mejores anoraks tiene multitud de bolsillos para guardar cosas. Mucha gente prefiere utilizar anoraks de plumón, que tienden a ser los más calientes, pero los anoraks finos con muchas capas intermedias funcionan igual de bien. Como con los pantalones de esquí, los anoraks deben ser completamente impermeables.
Bragas de cuello — En los días muy fríos, tendrás que llevar una braga que te cubra el cuello y que puedas estirar para taparte la cara. Las mejores son las de tipo pasamontañas que tapan la cabeza y se llevan bajo el casco. Recuerda que se pierde mucho calor por la parte superior de la cabeza, o sea que mantener la cabeza caliente será el primer paso para mantener caliente el resto del cuerpo.

 

Otros articulos 
Aparte del equipo de esquí y las piezas de ropa previamente mencionadas, otros artículos que te podría interesar llevar encima cuando esquíes son los siguientes:

Calentadores de manos — Son bastante baratos, disponibles en casi todas las tiendas de esquí y ayudan a mantener los dedos de las manos calientes durante horas.
Calentadores de botas — Funcionan con pilas y son estupendos para mantener calientes los dedos de los pies; se pueden instalar rápidamente en la mayoría de tiendas de esquí.
Walkie-talkies — Son magníficos para mantenerse en contacto con la familia o los amigos si van a seguir pistas o trayectos diferentes a los tuyos y, si te perdieras, los walkies-talkies facilitarían enormemente tu localización.
Crema de protección solar — Incluso en los días nublados es posible que te hagas quemaduras importantes en la piel mientras esquías. Si vas a estar en el exterior durante cualquier período de tiempo, ponte crema de protección solar sobre la piel que vayas a exponer al sol.
Bálsamo de labios — Aunque tal vez no sea necesario en las áreas más orientales, el clima occidental es muy seco y tus labios se podrían agrietar sin esta protección.
Agua y comida — Aunque podría parecer que la fuerza de gravedad está haciendo todo el trabajo, el esquí es una actividad realmente agotadora. Es fácil fatigarse y deshidratarse, sobre todo a gran altitud, por lo que es una buena idea llevar siempre agua encima, así como un tentempié sólido para obtener energía si notas que se te empiezan a cansar los músculos.

 

Antes de empezar
Una de las formas más eficaces de prevenir las lesiones de esquí es asegurarte de que estás en buena forma entes de subir a las pistas. Músculos más fuertes no solo te ayudarán a mantener el control, también harán del esquí algo mucho más divertido. Si sabes que vas a quemar las pistas en invierno, asegúrate de hacer ejercicio regularmente en verano y otoño. Estarás contento de haberlo hecho. Y acuérdate siempre de hacer elongación antes de empezar a esquiar.

 

Cuando llegues a la estación de esquí, si no has esquiado nunca —o aunque lo hayas hecho antes— apúntate a clases de esquí. Ni siquiera los mejores atletas del mundo pueden esquiar solos la primera vez. La mejor forma de aprender es contratando a un instructor licenciado por la Professional Ski Instructors of America (PSIA - Instructores de Esquí Profesional de América). Las clases particulares ofrecen la oportunidad de recibir un trato más individualizado, pero las clases grupales, mucho más baratas, funcionan muy bien y son una buena oportunidad para hacer nuevos amigos.

 

Cuidado en las Pistas
O sea que ya te has puesto en forma, dispones del equipo y ropa adecuados y has tomado algunas clases de esquí. Enhorabuena, ya estás preparado para esquiar por tu cuenta.

 

De todos modos, todavía hay algunas cosas importantes que deberías recordar para esquiar de forma segura:

 

Esquía siempre con un amigo — Por muy bien que esquíes, siempre es posible que sufras una mala caída y no puedas seguir esquiando. Tener un amigo que pueda velar por ti y, en caso necesario, llamar a los pisteros o a la patrulla de esquí, es mucho más seguro que esquiar solo.
Conoce tus propios límites — Sé honesto contigo mismo en lo que se refiere a tu nivel de esquí y conoce tus limitaciones. Si eres un principiante, céntrate en las pistas de principiantes hasta que te sientas lo bastante cómodo para esquiar con seguridad en pistas con más pendiente. La mayoría de pistas y circuitos de esquí está marcados claramente con círculos verdes (nivel de principiantes), cuadrados azules (nivel intermedio) o rombos negros (nivel avanzado). En Europa existe un nivel más (entre el azul y el negro): el rojo. Además, allí no se marca con círculos, cuadrados ni rombos; sólo se marca con el color. Si un trayecto está marcado solo para expertos, significa exactamente eso. Esquiar en un terreno que supera tus facultades no solo no es divertido: es una buena forma de lesionarte.
Sigue las normas — Nunca te salgas de las pistas ni esquíes en áreas o pistas cerradas. Esas áreas están prohibidas por algún motivo. No están cubiertas por los pisteros y suelen implicar riesgos. Asimismo, asegúrate de prestar atención a cualquier señal de aviso que veas. Si lees: "Área de circulación lenta", deberás reducir la velocidad para evitar a otros esquiadores. Si lees: "Acantilado", deberás cambiar de dirección o detenerte antes de llegar al borde del mismo.
Practica el esquí educado — Recuerda que los esquiadores que van delante de ti o que ya están esquiando en una pista tienen prioridad de paso sobre ti. Tú los puedes ver, pero ellos probablemente no te pueden ver a ti. No te pares nunca en medio de una pista o trayecto o en cualquier sitio desde donde no te puedan ver desde arriba, como tras un cambio de rasante. Mira hacia arriba para asegurarte de que no está viniendo nadie hacia ti antes de iniciar el descenso o de unirte a otra pista. Si pasas junto a otro esquiador en un paso o camino estrecho, anuncia en voz alta "A tu derecha" o "A tu izquierda" para indicarles que te acercas por detrás.
Disfruta - Esquiar es divertido. Divertidísimo. Y, aunque implique ciertos riesgos, eso no te debería impedir pasártelo bomba en las pistas. ¡O sea que busca a un amigo y a quemar pistas!
Revisado por: Kathleen B. O'Brien, MD

 

 

Equiparse a conciencia
Antes de lanzarte a las pistas de esquí, es muy importante que vayas bien equipado y que sepas utilizar el equipo. Aparte de los esquís, botas y bastones, también necesitarás ropa abrigado, protectores oculares y un casco diseñado específicamente para el esquí o el snowboard (esquí sobre tabla).

He aquí una lista del equipo que deberías llevar cada vez que vayas a esquiar:

Esquís — Por norma general, cuanto más largos son los esquís, más rápido van y más cuesta controlarlos. Asegúrate de comprar o alquilar esquís que sean apropiados para tu nivel de esquí y deja que te los ajuste y gradúe un profesional experimentado en una tienda o taller de esquí.
Fijaciones — Debería graduarlas un profesional experimentado de una tienda o taller de esquí. Es muy importante que las fijaciones se suelten en caso de caída para evitar posibles lesiones en las piernas, pero las fijaciones que se sueltan con excesiva facilidad pueden provocar caídas por sí mismas.
Botas — Como punto de contacto con los esquís, las botas son una parte vital del equipo. Asegúrate de adquirir unas botas que sean de tu talle para mantener los pies cómodos y calientes y tener un buen control sobre los esquís. Las botas siempre deben abrocharse y ajustarse bien para que proporcionen a pies y tobillos la sujeción necesaria.
Bastones — Estos siempre deberían ser de la longitud adecuada y disponer de una correa que se coloca alrededor de la muñeca. Para comprobar si tus bastones tienen la longitud adecuada, pon uno al revés y cógelo por la punta, con la mano apoyada en la arandela. Tu codo deberá estar en ángulo recto, con la empuñadura del bastón en contacto con el suelo.
Casco — Como ocurre en muchos deportes, el casco es la principal parte del equipo en lo que se refiere a la prevención de lesiones que podrían poner en peligro tu vida. Deberías llevar uno siempre que vayas a esquiar. Adquiere un casco que sea de tu talle y asegúrate de que llevas abrochada la correa del mentón para que el casco no se te mueva. Asimismo, asegúrate de adquirir un casco específico para el esquí (no sirven los cascos de fútbol americano o los de ciclista) que dispone de más espacio para las gafas de esquí y para la ventilación en los días más cálidos.
Gafas de sol y de ventisca — Los rayos del sol son considerablemente más fuertes en las zonas de mayor altitud que a nivel del mar y, al rebotar contra la superficie blanca de la nieve, pueden suponer una grave amenaza para la vista. Las gafas de sol son la mejor forma de proteger los ojos de los rayos solares, pero también deberías llevar encima unas gafas de ventisca de tu talle por si hiciera frío y se pusiera a nevar. Este tipo de gafas también protegen mejor los ojos de ramas y otros obstáculos.
Guantes o manoplas — Los guantes de esquí te deben permitir mover libremente los dedos para que puedas coger bien los bastones, pero la principal función de los guantes es mantener los dedos bien calientes. Teniendo esto en cuenta, muchos guantes disponen de bolsillos para calentadores de manos. No obstante, si te siguen enfriando mucho las manos, es una buena idea que lleves manoplas que, por lo general, son más calientes que los guantes.

Arígate Como sios manda
Como te podrá contar cualquiera que haya esquiado en un día frío, no es nada divertido no llevar suficiente ropa de abrigo encima. Asimismo, en los días cálidos llevar demasiada ropa de abrigo puede hacerte sudar, lo que te hará coger frío cuando el sol se oculte tras las nubes o las montañas. La mejor forma de abordar esta situación es vestirte con múltiples capas que te podrás quitar y/o poner en función la temperatura.

He aquí un resumen del tipo de ropa que deberías llevar al esquiar para evitar la hipotermia y las congelaciones:

Ropa interior térmica — Como con toda la ropa de esquí, la ropa interior larga debería ser de lana o de un tejido sintético, como el polipropileno, nunca de algodón, que permanece húmedo y se enfría al humedecerse. Los calzoncillos largos, leotardos y bodys deben ajustarse bien a la piel para formar una capa cálida que será la base sobre la que será fácil acoplar las demás capas.
Calcetines térmicos — En lo que respecta a los calcetines, el grosor no es necesariamente lo mejor. Un calcetín demasiado grueso hará que las botas te aprieten más y experimentarás incomodidad y frío en los pies. Elige calcetines del grosor adecuado para tus botas y súbetelos hasta debajo de la rodilla.
Capas intermedias — Los jerseys de lana o los forros polares fabricados con tejido sintéticos son los mejores. Intenta llevar unos que no sean demasiado gruesos para que te quepan bien debajo del anorak.
Pantalones de esquí — Deberían ser del talle adecuado y permitirte mover las piernas libremente. Asegúrate de llevar unos completamente impermeables.
Anorak — Los mejores anoraks tiene multitud de bolsillos para guardar cosas. Mucha gente prefiere utilizar anoraks de plumón, que tienden a ser los más calientes, pero los anoraks finos con muchas capas intermedias funcionan igual de bien. Como con los pantalones de esquí, los anoraks deben ser completamente impermeables.
Bragas de cuello — En los días muy fríos, tendrás que llevar una braga que te cubra el cuello y que puedas estirar para taparte la cara. Las mejores son las de tipo pasamontañas que tapan la cabeza y se llevan bajo el casco. Recuerda que se pierde mucho calor por la parte superior de la cabeza, o sea que mantener la cabeza caliente será el primer paso para mantener caliente el resto del cuerpo.

Otros articulos 
Aparte del equipo de esquí y las piezas de ropa previamente mencionadas, otros artículos que te podría interesar llevar encima cuando esquíes son los siguientes:

Calentadores de manos — Son bastante baratos, disponibles en casi todas las tiendas de esquí y ayudan a mantener los dedos de las manos calientes durante horas.
Calentadores de botas — Funcionan con pilas y son estupendos para mantener calientes los dedos de los pies; se pueden instalar rápidamente en la mayoría de tiendas de esquí.
Walkie-talkies — Son magníficos para mantenerse en contacto con la familia o los amigos si van a seguir pistas o trayectos diferentes a los tuyos y, si te perdieras, los walkies-talkies facilitarían enormemente tu localización.
Crema de protección solar — Incluso en los días nublados es posible que te hagas quemaduras importantes en la piel mientras esquías. Si vas a estar en el exterior durante cualquier período de tiempo, ponte crema de protección solar sobre la piel que vayas a exponer al sol.
Bálsamo de labios — Aunque tal vez no sea necesario en las áreas más orientales, el clima occidental es muy seco y tus labios se podrían agrietar sin esta protección.
Agua y comida — Aunque podría parecer que la fuerza de gravedad está haciendo todo el trabajo, el esquí es una actividad realmente agotadora. Es fácil fatigarse y deshidratarse, sobre todo a gran altitud, por lo que es una buena idea llevar siempre agua encima, así como un tentempié sólido para obtener energía si notas que se te empiezan a cansar los músculos.

Antes de empezar
Una de las formas más eficaces de prevenir las lesiones de esquí es asegurarte de que estás en buena forma entes de subir a las pistas. Músculos más fuertes no solo te ayudarán a mantener el control, también harán del esquí algo mucho más divertido. Si sabes que vas a quemar las pistas en invierno, asegúrate de hacer ejercicio regularmente en verano y otoño. Estarás contento de haberlo hecho. Y acuérdate siempre de hacer elongación antes de empezar a esquiar.

Cuando llegues a la estación de esquí, si no has esquiado nunca —o aunque lo hayas hecho antes— apúntate a clases de esquí. Ni siquiera los mejores atletas del mundo pueden esquiar solos la primera vez. La mejor forma de aprender es contratando a un instructor licenciado por la Professional Ski Instructors of America (PSIA - Instructores de Esquí Profesional de América). Las clases particulares ofrecen la oportunidad de recibir un trato más individualizado, pero las clases grupales, mucho más baratas, funcionan muy bien y son una buena oportunidad para hacer nuevos amigos.

Cuidado en las Pistas
O sea que ya te has puesto en forma, dispones del equipo y ropa adecuados y has tomado algunas clases de esquí. Enhorabuena, ya estás preparado para esquiar por tu cuenta.

De todos modos, todavía hay algunas cosas importantes que deberías recordar para esquiar de forma segura:

Esquía siempre con un amigo — Por muy bien que esquíes, siempre es posible que sufras una mala caída y no puedas seguir esquiando. Tener un amigo que pueda velar por ti y, en caso necesario, llamar a los pisteros o a la patrulla de esquí, es mucho más seguro que esquiar solo.
Conoce tus propios límites — Sé honesto contigo mismo en lo que se refiere a tu nivel de esquí y conoce tus limitaciones. Si eres un principiante, céntrate en las pistas de principiantes hasta que te sientas lo bastante cómodo para esquiar con seguridad en pistas con más pendiente. La mayoría de pistas y circuitos de esquí está marcados claramente con círculos verdes (nivel de principiantes), cuadrados azules (nivel intermedio) o rombos negros (nivel avanzado). En Europa existe un nivel más (entre el azul y el negro): el rojo. Además, allí no se marca con círculos, cuadrados ni rombos; sólo se marca con el color. Si un trayecto está marcado solo para expertos, significa exactamente eso. Esquiar en un terreno que supera tus facultades no solo no es divertido: es una buena forma de lesionarte.
Sigue las normas — Nunca te salgas de las pistas ni esquíes en áreas o pistas cerradas. Esas áreas están prohibidas por algún motivo. No están cubiertas por los pisteros y suelen implicar riesgos. Asimismo, asegúrate de prestar atención a cualquier señal de aviso que veas. Si lees: "Área de circulación lenta", deberás reducir la velocidad para evitar a otros esquiadores. Si lees: "Acantilado", deberás cambiar de dirección o detenerte antes de llegar al borde del mismo.
Practica el esquí educado — Recuerda que los esquiadores que van delante de ti o que ya están esquiando en una pista tienen prioridad de paso sobre ti. Tú los puedes ver, pero ellos probablemente no te pueden ver a ti. No te pares nunca en medio de una pista o trayecto o en cualquier sitio desde donde no te puedan ver desde arriba, como tras un cambio de rasante. Mira hacia arriba para asegurarte de que no está viniendo nadie hacia ti antes de iniciar el descenso o de unirte a otra pista. Si pasas junto a otro esquiador en un paso o camino estrecho, anuncia en voz alta "A tu derecha" o "A tu izquierda" para indicarles que te acercas por detrás.
Disfruta - Esquiar es divertido. Divertidísimo. Y, aunque implique ciertos riesgos, eso no te debería impedir pasártelo bomba en las pistas. ¡O sea que busca a un amigo y a quemar pistas!
Revisado por: Kathleen B. O'Brien, MD

Modificado por última vez enJueves, 28 Julio 2016 17:45
¡Valóralo!
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba

Articulos anteriores del Blog ocio deportes aventura

  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all
  • Bienvenido a la página web www.segurosescriba.com.

    Por favor, lea atentamente esta información a fin de conocer nuestra política de privacidad , condiciones y términos de uso de nuestra web.

    1. En cumplimiento de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, se informa que la web www.segurosescriba.com es titularidad de Xavier Escriba Zanuy con C.I.F. 43719594K i su domicilio social está en calle Corregidor Escofet Nº 11, 25005 Lleida. A Xavier Escriba Zanuy se la denominará, en adelante, 'SegurosEscriba'.
    2. La web www.segurosescriba.com tiene por objetivo facilitar el conocimiento de los productos y servicios que se prestan las diferentes compañias con las que intermedia seguros como agente vinculado.
    3. De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y en la normativa de desarrollo, se garantiza la seguridad y confidencialidad de los datos facilitados y reconoce los derechos de acceso, cancelación, modificación y a ser informados antes de su cesión para ejercer el derecho de oposición. 
    4. Fco Javier Escriba Zanuy en adelante www.segurosescriba.com ha adecuado esta web a las exigencias de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal (LOPD), y en el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, conocido como el Reglamento de desarrollo de la LOPD. Cumple también con el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas (RGPD), así como con la Ley 34/2002, de 11 de julio , de servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE o LSSI). 
    5. Los derechos de propiedad intelectual de la web www.segurosescriba.com y de los distintos elementos en él contenidos son propiedad de su titular. Corresponde a dicho titular el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los mismos en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación.
    6. Ciertos contenidos en esta web han sido obtenidos (o adaptados) a partir de fuentes públicas o cedidos por sus legítimos propietarios. En caso de ser el legítimo propietario de algún contenido aquí mostrado y crea que no corresponde el uso de él, póngase en contacto con nosotros para estudiar el caso y tenerlo en consideración. Cabe mencionar de forma especial las propias webs de compañías y colaboradores mencionados o referenciados.
    7. La utilización no autorizada de la información contenida en esta web, así como la lesión de los derechos de Propiedad Intelectual o Industrial del titular, dará lugar a las responsabilidades legalmente establecidas.
    8. Se concede el derecho de reproducción parcial de su contenido siempre que concurran las siguientes condiciones:
      1. Que sea compatible con los fines de la web www.segurosescriba.com.
      2. Que se realice con ánimo de obtener la información contenida y no con propósito comercial.
      3. Que ninguno de los contenidos relacionados en esta web sean modificados.
      4. Que ninguna imagen, gráfico o texto disponible en esta web sea utilizado, copiado o distribuido separadamente del contenido que lo acompaña.
      5. Que sea comunicado y autorizado previamente por SegurosEscriba.
    9. Nos reservamos la facultad de realizar modificaciones y actualizaciones de la información contenida en la web o en la configuración y presentación de ésta, así como de efectuar mejoras y/o cambios en los productos y servicios descritos en cualquier momento y sin necesidad de previo aviso.
    10. No se garantiza la inexistencia de errores en el acceso a la web, en su contenido, ni que éste se encuentre actualizado, aunque se destinarán los esfuerzos para, en su caso, evitarlos, subsanarlos o actualizarlos.
    11. SegurosEscriba no asume responsabilidad alguna derivada de la conexión o contenidos de los enlaces de terceros a los que se hace referencia en la web.
    12. Tanto el acceso a esta web como el uso que pueda hacerse es de exclusiva responsabilidad de quien lo realiza. En ningún caso responderemos de ninguna consecuencia, daño o perjuicio que pudieran derivarse de dicho acceso o uso.
    13. SegurosEscriba no se hace responsable de los posibles errores de seguridad que se puedan producir ni de los posibles daños que puedan causarse al sistema informático del usuario (hardware y software), los ficheros o documentos almacenados en el mismo, como consecuencia de la presencia de virus en el ordenador del usuario utilizado para la conexión a los servicios y contenidos de www.segurosescriba.com, de un mal funcionamiento del navegador o del uso de versiones no actualizadas del mismo.
    14. Las cookies constituyen una herramienta empleada por los servidores web para almacenar y recuperar información acerca de sus visitantes. Son pequeños archivos de texto que enviamos a su ordenador para mantener un registro de sus preferencias y recordarlas a su regreso. SegurosEscriba utiliza cookies para facilitar la navegación por su Web y para obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los Usuarios. Las cookies utilizadas permiten almacenar información sobre las preferencias e idioma del Usuario, a fin de poder mostrarle contenidos y ofertas de especial interés acordes con su perfil y registrar el número de veces que se muestra a un Usuario un determinado mensaje (generalmente, novedades en la Web). El Usuario puede, libremente, decidir acerca de la implantación o no, en su disco duro, de las cookies empleadas. En este sentido, el Usuario puede configurar su navegador para aceptar o rechazar, por defecto, todas las cookies, o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada cookie y decidir, en ese momento, su implantación o no en su disco duro. Para ello, le sugerimos la sección de ayuda de su navegador, para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea. Siga este enlace para saber nuestra política de cookies.
    15. En cumplimiento de la LOPD  y RGPD le informamos que los datos facilitados serán incorporados a los ficheros de SegurosEscriba con la finalidad de gestionar la relación comercial, así como informarle de nuestros servicios, productos y ofertas.  Y con la finalidad de mantener la relación de mediación y asesoramiento profesional para la cobertura de los riesgos objeto de aseguramiento, así como de gestionar la contratación de Pólizas de seguros con compañias y de su correspondiente seguimiento, tanto a nivel de gestión como de incidencias que pudiesen producirse. También utilizaremos sus datos para remitirle(s) información y publicidad sobre productos y servicios relacionados con la actividad aseguradora y financiera que consideremos puedan ser de su interés. A los fines indicados y para el mejor cumplimiento y gestión de nuestros servicios, con la firma de la presente vd(s)., otorga(n) de manera libre y voluntaria, su consentimiento para el tratamiento de sus datos personales, así como en su defecto, la conservación de los mismos, en los supuestos de no emisión o anulación, para la adecuada actuación profesional y cumplimiento de la actividad de mediación y asesoramiento profesional en materia de seguros. Los datos objeto de tratamiento son precisos y necesarios para las finalidades indicadas, aunque  no es obligatorio que Vd(s). nos los proporcione(n), en cuyo caso no es posible la prestación de servicios por esta agencia.
    16. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose a nuestro dep. de administración C/Corregidor Escofet Nº 11, 25005 Lleida.
    17. Asimismo, autoriza a Seguros Escriba a ceder los datos personales suscritos a terceras personas cuya intervención sea necesaria para satisfacer las necesidades contractuales, como son a compañias, peritos, etc. Los datos personales estaran totalmente protegidos según la ley Organica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de datos de caracter personal.
    18. La relación entre el usuario y el prestador se regirá por la normativa vigente y de aplicación en el territorio español. De surgir cualquier controversia las partes podrán someter sus conflictos a arbitraje o acudir a la jurisdicción ordinaria cumpliendo con las normas sobre jurisdicción y competencia al respecto. segurosescriba.com tiene su domicilio en Lleida , España.
    19. Detalle de la autorizacion administrativa previa y autorizacion para ejercer la profesion  de  Mediacion de seguros otorgada por la Direccion General de Seguros.  

      Datos de Inscripción al registro de la DGS
      F. última modificación:  29/02/2016
      Clase de Mediador: Agente de seguros vinculado Persona Física
      Autoridad de Control: DGSFP
      Clave Inscripción: AF0023 F. inscripción: 19/09/2008
      Nombre/Razón social: FRANCISCO JAVIER ESCRIBA ZANUY
      Identificación: 43719594K Ámbito de Operación: Nacional
      Dirección: Rambla Corregidor Escofet, 11. bajos
      País: España
      Cod.Postal: 25005 Provincia: Lleida
      Municipio: Lleida
      Web: www.webescriba.com

      Agente con contrato de agencia con:
      Entidad
      C0161 - DKV SEGUROS Y REASEGUROS, SOCIEDAD ANONIMA ESPAÑOLA
      C0467 - LIBERTY SEGUROS, COMPAÑIA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A.
      C0004 - AXA WINTERTHUR SALUD, SOCIEDAD ANONIMA DE SEGUROS
      C0109 - ALLIANZ, COMPAÑIA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A.
      C0715 - ASEFA S.A., SEGUROS Y REASEGUROS
      C0711 - AXA AURORA VIDA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS
      C0723 - AXA SEGUROS GENERALES, S. A. DE SEGUROS Y REASEGUROS
      C0724 - AXA VIDA, SOCIEDAD ANONIMA DE SEGUROS Y REASEGUROS
      C0044 - ARAG, COMPAÑIA INTERNACIONAL DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A.
      C0157 - HELVETIA COMPAÑIA SUIZA, SOCIEDAD ANONIMA DE SEGUROS Y REASEGUROS
      L0376 - L'EQUITE


    © SegurosEscriba, Todos los derechos reservados.
    Read More
  • 1
×

Para realizar un presupuesto personalizado de este producto,

user 4    llámanos al teléfono 97 323 24 62 Horario de oficina

o si lo prefieres rellena los siguientes datos y te llamamos nosotros.
...
×